Amenabar Promoción
CORPORATIVO

El hotel María Cristina ultima los preparativos para convertirse en hospital

Los trabajos en el hotel María Cristina avanzan para transformar este lujoso y emblemático establecimiento donostiarra en un hospital para combatir la pandemia. Los operarios se afanan para rematar la operación de acondicionamiento con el objetivo de que Osakidetza pueda trasladar enfermos leves de Covid-19 este próximo fin de semana. El centenar de habitaciones servirá además para el descanso de personal sanitario.

Los trabajos que se llevan a cabo estos días consisten en habilitar y medicalizar rápidamente el hotel para que le sirva al Servicio Vasco de Salud como una extensión del Hospital Donostia para tratar a infectados de coronavirus. Esta tarea se lleva a cabo con 16 operarios de Amenabar cuyo trabajo ha sido donado por la empresa para luchar contra la pandemia.

Antes de la introducción del material médico, los operarios proceden desde el lunes a cubrir los pasillos y los vestíbulos de ascensores de las cuatro plantas del hotel, así como el salón Ibaia de la planta baja, con una capa de plástico de gran gramaje sobre la moqueta existente para la posterior colocación de un pavimento de PVC. Además se procede a colocar un hule lavable en las mesas de escritorio y mesillas de todas las habitaciones para que queden protegidas. La constructora ha donado también a Osakidetza 3.500 mascarillas quirúrgicas como contribución a la lucha sanitaria contra la pandemia.

Los trabajos de acondicionamiento marchan a buen ritmo por lo que, previsiblemente el sábado, Osakidetza pueda ya entrar en él para tratar a pacientes leves de coronavirus. Tal y como explicó la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, el objetivo es que estas camas permitan aliviar la saturación hospitalaria que se atisba en los próximos días, además de facilitar espacios para el descanso del personal sanitario. La decisión, señaló la consejera, «no se toma por la escasez de camas actual», sino para anticiparse a cualquier escenario posible.

La operación se fraguó la semana pasada entre el Ayuntamiento, propietario del inmueble, y la cadena Marriott, que explota el hotel, como explicó el alcalde, Eneko Goia. El cinco estrellas albergará pacientes «que requieren de cuidados de baja intensidad» pero que no pueden ser cubiertos en sus casas. «Son pacientes cuyo estado de salud es muy leve. Personas que podrían estar en sus domicilios. Sin embargo, porque las condiciones del domicilio no son las adecuadas, para evitar la transmisión a sus allegados o para evitar otras complicaciones, se ha optado por esta fórmula», señaló Goia.

Si quieres ver más pincha aquí (https://www.diariovasco.com/san-sebastian/hotel-maria-cristina-20200402223457-nt.html)

Más noticias